PUBLICIDAD
El Televisero

Cinco nuevos personajes en el regreso este miércoles de 'Luna, el misterio de Calenda'

‘LUNA’  | Avance segunda temporada.

PUBLICIDAD

Este miércoles, 13 de febrero, a las 22:30 horas vuelve a Antena 3 ‘Luna, el misterio de Calenda’. Nuevas aventuras, amores y misterios en los 8 nuevos capítulos de su segunda temporada. La serie protagonizada por Belén Rueda, Daniel Grao y Álvaro Cervantes entre otros, fue el estreno “revelación” en ficción del 2012 con 2.789.000 espectadores y un 15,2% de media en su primera temporada.


‘Luna’: Las claves de la segunda temporada

PUBLICIDAD

Nuevos misterios

Una de las viejas lápidas de la ermita de
Calenda se rompe accidentalmente, dejando al descubierto el interior de
una antiquísima cripta que no se había abierto en quinientos años. Y
dentro de ella, nuestros guardias civiles hacen un descubrimiento
increíble: hallan a un misterioso hombre vivo. ¿Quién es ese hombre?
¿Cuánto tiempo lleva enterrado allí? ¿Cómo es posible que siga con vida?
¿Qué tiene que ver su aparición con las leyendas del pueblo?

Éste
será el comienzo de una serie de extrañísimos sucesos que traerán de
cabeza a nuestros protagonistas, les pondrán en peligro y no dejarán de
plantearles interrogantes. Juntos, Sara y Raúl tratarán de desentrañar
algunos de los más profundos misterios de Calenda.

PUBLICIDAD

Amores imposibles

Pero
en Calenda también hay espacio para el romance. El pueblo será
escenario de apasionadas historias de amor que tendrán que luchar contra
las circunstancias para abrirse paso.

Leire (Lucía Guerrero),
entristecida por la pérdida de Joel (Álvaro Cervantes), al que todos dan
por muerto, conocerá a Ricky (Álex Hernández), un chico rebelde y
simpático que se enamorará de Leire en cuanto la vea. Pero Leire cae
accidentalmente al agua y, cuando está a punto de ahogarse, es rescatada
por Joel. O al menos eso cree ella. Porque… ¿Cómo es posible que
sobreviviera?

Por su parte, Sara (Belén Rueda) ha asumido lo que
tanto tiempo le ha costado aceptar: que está enamorada de Raúl (Daniel
Grao), el teniente de su unidad de policía judicial. Y está claro que él
siente lo mismo por ella. Por eso le pillará totalmente por sorpresa la
decisión de Raúl de abandonar su trabajo y centrarse en intentar
recomponer su matrimonio. El teniente está convencido de que si se
separa definitivamente de su esposa, Carola (Belén López), acabará
perdiendo también a sus hijos. Por eso se volcará en su familia y tendrá
que renunciar a su amor por Sara. Además, la llegada de Diego (Roberto
Álamo), padre biológico de Vera y Pablo, hará que su miedo a perder a
los suyos se haga cada vez más acuciante.

Vera (Macarena García) y
Nacho (Fran Perea) también están locos el uno por el otro. Pero su amor
es imposible porque ella es menor de edad, porque él es subordinado de
su padre y, sobre todo, porque la madre de Vera les pilló, y amenazó a
Nacho con denunciarle si no se alejaba de ella. Él rompió inmediatamente
con Vera, y ahora ella no entiende nada y no se puede creer que Nacho
ya no la quiera. Pero él sí que sigue enamorado hasta el tuétano de ella
y ahora, llevado por sus celos, no duda en usar su cargo para alejar de
Vera a cualquier joven por el que pudiera sentirse atraída.

El lado más vulnerable

En
paralelo a la investigación policial que intentará desvelar la
identidad del hombre descubierto con vida en la cripta abandonada y los
motivos que le han llevado hasta allí, los habitantes de Calenda
mostrarán a lo largo de la temporada su lado más humano y vulnerable.
Así ocurrirá con Ernesto, el padre de Sara, que se esforzará en que su
hija no descubra que se ha separado y luchará por seguir siendo útil,
ahora que está jubilado, después de toda una vida como ayudante de
forense.

En el terreno de los sentimientos, los hermanos Vera y
Pablo sufrirán un gran impacto con la llegada al pueblo de Diego
(Roberto Álamo), su padre biológico, que reaparecerá cargado de derechos
legales y dispuesto a destrozar la relación de los chicos con su padre
adoptivo, el teniente Pando, que es quien realmente les ha criado.Por su
parte, Ricky, el joven recién salido del reformatorio, deberá hacer
frente a la adicción de su madre al alcohol esforzándose para que su
hermana pequeña permanezca ajena a ese problema. Y también será
significativa la actitud de Marcela (Estefanía de los Santos), asistenta
en el hogar de la jueza, que luchará con humor por sacar a sus hijos
adelante.

En definitiva, historias cotidianas y ejemplos de
superación en un entorno en el que la amistad adquirirá también un peso
muy importante, no sólo entre el grupo de los jóvenes –más unidos que
nunca- sino también en el peculiar trío formado por los agentes de la
Guardia Civil Nacho, Sonia y Medina. Nacho apoyará incondicionalmente a
Sonia frente al resto de sus compañeros. Ambos intentarán, a su vez,
ayudar a Medina para que encaje en el cuartel, aunque a ellos mismos las
torpezas del nuevo agente les desesperarán.

¿Regreso a la normalidad?

Tras
lo sucedido en los últimos meses, el cuartel va recuperando poco a poco
la normalidad. El asesinato del capitán Costa, marido de la jueza
(Belén Rueda) y motivo por el que ella se trasladó con su hija Leire
(Lucía Guerrero), quedó resuelto. Y Sonia (María Cantuel), atacada por
Salva (Daniel Ortiz) cuando éste se transformó en un hombre lobo, ya se
ha recuperado de sus heridas y en unas horas se reincorpora a su puesto
de trabajo.

Los incidentes extraños en Calenda están muy lejos de
acabar, más bien parece que han comenzado a multiplicarse. En pocas
semanas el pueblo será testigo de una serie de extraños sucesos que
volverán a poner en alerta a sus habitantes.

No sólo son
sorprendentes los hechos en sí, sino también el lugar donde se producen.
Coinciden exactamente con los puntos marcados en un mapa que Sara
recibió por correo. Una carta que le envió su marido, el capitán Costa
(Leonardo Sbaraglia), antes de ser asesinado. Está claro que había
descubierto algo de vital importancia y también que temía por su vida;
por eso envió la carta a su esposa.Sin embargo, Sara no recibió el mapa
completo, el sobre sólo contenía una parte. El trozo que falta lo tiene
Diego (Roberto Álamo) y pronto lo encontrarán escondido en su garaje.
¿Qué tiene que ver Diego con el capitán Costa? ¿Cuáles son los
verdaderos motivos que le han traído a Calenda 16 años después?

Álvaro de Luna, Roberto Álamo y Álex Hernandez entre los nuevos fichajes

Tras los oscuros y siniestros acontecimientos acaecidos durante la primera temporada, la primavera ha llegado a Calenda y con ella un entorno más luminoso, menos hostil y mucho más propicio para las relaciones afectivas. La ficción contará con la incorporación de hasta cinco nuevos actores: Álvaro de Luna (‘Herederos’), Roberto Álamo (‘Águila Roja’), Álex Hernández (‘Física o Química’), Estefanía de los Santos (“Grupo 7”) y Alberto López, que se suman a un elenco encabezado cpor Belén Rueda, Daniel Grao, Álvaro Cervantes, Fran Perea, Lucía Guerrero, Macarena García, Marc Martínez, Olivia Molina, Belén López, César Goldi, María Cantuel, Álex Maruny y Claudia Traisac.

El veterano Álvaro de Luna interpreta a Ernesto, el padre de Sara (Belén Rueda), la jueza de Calenda. Ernesto se traslada a vivir al pueblo con su hija y su nieta Leire (Lucía Guerrero) tras separarse de su segunda mujer. Ayudante de forense jubilado, no pierde oportunidad de inmiscuirse en los casos investigados por su hija, para asombro de la jueza. Además, su fuerte carácter chocará con la personalidad de Marcela (Estefanía de los Santos), la nueva empleada del hogar de la jueza. Marcela es una mujer descarada y tosca que aportará vitalidad y un punto cómico en ese hasta entonces aburrido hogar.

Álex Hernández (‘FoQ’) será
el rebelde Ricky que enamora a Leire

Roberto Álamo (Juan en ‘Águila Roja’) da vida a Diego Mendoza, el padre biológico de los adolescentes Vera (Macarena García) y Pablo (Álex Maruny). Ellos nunca habían sabido nada de él. Ahora, 16 años después, ha vuelto convertido en un próspero abogado para administrar las grandes extensiones de tierra que acaba de heredar. Su llegada no será plato de buen gusto para Carola (Belén López), a la que abandonó cuando estaba embarazada; ni para Raúl (Daniel Grao), padre adoptivo de Vera y Pablo, que sospecha de sus intenciones.

Álex Hernández encarna a Ricky, un chico rebelde y problemático pero con un punto divertido y canalla que volverá locas a todas las chicas del instituto. Acaba de volver de un reformatorio y a su llegada se encontrará con Leire, una nueva compañera que llamará rápidamente su atención. Aunque aparenta estar de vuelta de todo, en realidad Ricky es un chico noble, muy preocupado por el bienestar de su hermana pequeña, Lucía (Patricia Olmedo), a la que su madre descuida a menudo.

Alberto López es el agente Medina, compañero habitual de Nacho (Fran Perea). Se toma su trabajo muy en serio, a ilusión no le gana nadie, pero no puede remediar agobiarse por cualquier cosa y meter la pata con frecuencia. Su torpeza a menudo traerá problemas a sus compañeros de cuartel, pero también aportará el toque de humor necesario entre tanta seriedad.

‘LUNA, EL MISTERIO DE CALENDA’ – CAPÍTULO 13 (ESTRENO T2). MIÉRCOLES, 13 DE FEBRERO · 22:30 HORAS.
Y ADEMÁS:
Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD