PUBLICIDAD
El Televisero

'Imperium': una digna sucesora que sabe a poco

CRÍTICA | 


El spin-off de ‘Hispania’, ‘Imperium, poder de vida y muerte’, se estrenó en Antena 3 y lo hizo defraudando en parte las expectativas que había depositadas en una de las mayores superproducciones de ficción española en televisión. La heredera de ‘Hispania’ se quedó en poco más que eso y no destacó tampoco en audiencias: 1.849.000 y un 10,9%, para una serie con un coste estimado por capítulo de 500.000-600.000 euros.

PUBLICIDAD

· El estreno de ‘Imperium’ apenas conquistó a los espectadores, con 1,8 millones y un 10,9%, siendo ampliamente superada por el estreno de «Spanish movie» en Cuatro (2.521.000 y 15,3%) y por ‘Nada es igual’ en Telecinco (1.457.000 y 14%).

El principal fallo de esta apuesta de indudable calidad son las tramas y el desarrollo de la acción, que deja en entredicho que a pesar de la grandeza de la ficción española estos últimos años, la recreación de ambientes y escenas en series históricas queda por debajo de series internacionales con mucho mayor presupuesto, como ‘Roma’ y ‘Spartacus’. ‘Imperium’ es un espectáculo en la técnica, pero se esperaba más, arriesgar más, aprovechar la grandeza de los impresionantes estudios Cinecittà en Roma, encuadres más atrevidos, tomas menos convencionales, más uso de grúas, panorámicas y primeros planos.

PUBLICIDAD

‘Imperium’ es la continuación de ‘Hispania’ y también ha heredado buena parte de sus fallos. Faltan argumentos con más enganche. Al final se han quedado en ser prácticamente lo mismo, cambiando a Viriato (el genial Roberto Enríquez) por el malo malísimo de Pepe Sancho. Lluís Homar vuelve a estar enorme, es el alma de esta ficción también, bordando una nueva versión del corrupto y perverso Galba. Pero al final, casi es un monográfico de su personaje. Jesús Olmedo, como el ahora gladiador Marco, es un soplo de «aire fresco» a una ficción demasiado encorsetada en los clichés de su predecesora.

El ritmo tampoco es un acierto. Falta que desarrollen más personajes secundarios, tramas más capitulares. Incluso la música resulta en ocasiones estridente y no tiene en esta ocasión una banda sonora y cabecera atractivas. No obstante, Bambú es una productora artífice de algunas de las ficciones más extraordinarias de esta etapa dorada de la ficción española. Es la productora más especializada en técnicas como el manejo de iluminaciones y sombras originales y arriesgadas. ‘Imperium’ vuelve a ser ejemplo de ello, pero le ha faltado escalar un peldaño más. Si lo hace en próximos capítulos tendrá garantizada la continuación. Su equipo, sus actores, los escenarios son, sin duda, una apuesta segura. ¡Hispanos y romanos, suerte en vuestra travesía!

PUBLICIDAD
► Únete a ElTelevisero.com en Twitter y Facebook.
Y ADEMÁS:
Share:

1 comment

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

PUBLICIDAD