El Televisero

‘La princesa de Éboli’, un ejemplo del «buen gusto» y «saber hacer» en TV

La miniserie protagonizada por Belén Rueda logró en su segunda parte coronarse como lo más visto del prime-time del miércoles, con 2.412.000 y un 14,3%. La primera parte anotó un registro superior, con 2.844.000 y 16,4%.

Un regalo de esos, que en cada vez menos ocasiones, podemos ver en televisión. ‘La princesa de Éboli’ ha marcado, desde luego, un antes y un después en el camino que deben emprender las ficciones españolas para televisión en su senda por la calidad. Y es que esta tv-movie ambientada en el siglo XVI, basada en la desdichada vida de la aristócrata Ana de Mendoza, ha logrado una representación muy fiel de la etapa histórica en la que se ambientaba, en los años del reinado de Felipe II, y nos ha permitido conocer mucho mejor a destacados personajes de la historia de nuestro país.

Destacar que una de las grandes bazas con las que contaba la ficción era su elenco actoral, con las excelentes interpretaciones de Belén Rueda o Hugo Silva, del menos conocido Eduard Fernández -que sorprendió realmente para bien en su interpretación de Felipe II-, o del siempre eficaz Roberto Enríquez (‘La Señora’, ‘Hispania’). La ambientación, el guión, el vestuario, la fotografía, la iluminación, los decorados, las ubicaciones, los exteriores, están francamente conseguidos. Recordaba mucho a la desaparecida serie ‘La Señora’ de TVE -de la que paradójicamente ha heredado parte de su equipo en dirección, ambientación o algunos de sus actores-.

Una sorpresa que Antena 3 emprenda una nueva senda en sus productos de ficción. ¡Un diez para ‘La princesa de Éboli’!

Share:

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *